“La vejez no se puede vivir sin gracia. Y la gracia no se puede conseguir sin meditación. La meditación no es un requerimiento humano. Es una necesidad.”